Luis Suárez pasó inadvertido frente al Sevilla