Luis Enrique se juega la última bala ante el peor rival: 0 victorias de 6 el pasado año