Neymar comienza a conectar con Messi y el juego del Barça lo nota