Messi acalla las críticas con tres goles