Messi demostró que sigue siendo el líder