Eléctrico, luchador, entregado y goleador, así volvió Leo Messi con el Barça