Hacía meses que no veíamos a Messi jugar así: defiende, asiste, pelea y marca