Agüero sigue siendo objetivo del Barça