Jordi Alba, entre siete y diez días de baja