Johan Cruyff, Abidal y mucha expectación cuando Laporta fue a votar