Iniesta fue recibido como una estrella de rock