Halilovic demuestra en su primer partido que tiene calidad con el Barcelona