Alves: “Si hay que morir que sea con la cabeza muy alta”