Córdoba, al grito de: ¡Viva España!