El error de Claudio Bravo ante el Nápoles reaviva el debate de la portería del Barcelona