Cierre de filas en torno a Valdés