Puyol se 'partió la cara' en Milan