Capitán Aduriz, la baza de los leones ante el Barça