El Camp Nou volvió a pitar al Barça en el partido ante el Betis