Claudio Bravo se gana la portería del Barcelona a base de imbatibilidad