Estos 'locos bajitos' contra el 'gigante' alemán