El Bayern arrolla al Barça