Luis Suarez, el '9' que necesitaba el Barça