El Barcelona se vuelve a meter en la final de la Copa del Rey