El Barcelona se sobrepuso al aguacero para vencer al Levante y pasar a semifinales (5-1)