El Barcelona jugará su 35º final, la séptima ante el Athletic