Así llega el Barça al clásico