El Barcelona cambia de estilo de juego