El nuevo Barcelona de Luis Enrique vuelve al trabajo en la ciudad deportiva