¿Va el fútbol español de sobrado por Europa?