El Barça se carga de moral para la 'final' de Champions