El Barça ya está en Moscú