Cesc, rey de títulos