Los aficionados del Barça se marcharon antes de tiempo ante la exhibición del Bayern