El Barça allana su título de Liga tras ganar con solvencia al Espanyol