El Barça quiere superar el fantasma de Anoeta en su vuelta tras el parón liguero