El Barça, increpado por algunos aficionados