El Barça, con una defensa en cuadro