El mal estado del césped obliga al Barça a cambiar de estadio para cerrar su gira