¡Y cuatro meses después… llega Vermaelen!