El Barça, sin defensas para la Supercopa