Menos mal que el Barça no podía fichar… 137 millones en tres futbolistas