Tensión y mucha polémica en un partido sin el control de Undiano Mallenco