El Atleti-Barça, el primer gran partido que puede marcar la Liga