El Barça se colapsa ante el muro del Milan