El banquillo de 'La Roja' explota