Banderas, memes e incluso fundas de móviles: el cachondeo de los aficionados de Gales a costa del Real Madrid