El pacto de Bale con el vestuario del Real Madrid: confianza plena y olvidar el pasado