El Atlético de Madrid volvió a enamorar a su afición con la goleada ante el Sevilla