El guión de Simeone volvió a cumplirse y le dio el título al Atlético